Cómo iniciar una Empresa Consultora

Cómo iniciar una Empresa Consultora

Una Empresa Consultora se encarga de asesorar a otras empresas para potenciar el desarrollo de sus proyectos, haciendo uso de su experiencia y conocimientos profesionales.

Si deseas un trabajo autónomo y eres experto en algo, una Empresa Consultora podría ser una buena opción de negocios. El campo de trabajo de las consultorías es muy vasto y puedes elegir aquel en el que tengas verdadera pericia o también podrías subcontratar a otros expertos que complementen tus conocimientos para brindar un servicio integral. Este tipo de trabajo es muy común en las consultoras de informática o ingeniería, donde se requieren expertos con un alto grado de especialización.

Un consultor ofrece a las empresas la posibilidad de tomar mejores decisiones y les brinda un asesoramiento que hace que la inversión sea más redituable que aplicar sistemas de ensayo y error.

Entre las ventajas de las empresas consultoras tenemos: la empresa contrata a la consultora sólo mientras la necesita. Puede contratarla para asesoramiento en temas muy específicos. Representan un ahorro considerable, pues no necesitan tener personal especializado contratado de tiempo completo.

Cómo iniciar tu Empresa Consultora

Para iniciar una Empresa Consultora debes primero que nada, delimitar tu área de especialización. Definir un segmento en el mercado para captar clientes. Definir a los consultores asociados. Crear un catálogo con los precios de los servicios. Definir una estrategia de ventas trimestral, para que la empresa sea rentable.

Para ello: escribe el plan de negocios, estima un presupuesto y define la inversión inicial. Inscribe tu empresa. Planea una estrategia de marketing.

Esta modalidad de trabajo requiere de una oficina, pero al comienzo no necesitas entrar en grandes gastos, una oficina pequeña, una computadora con impresora e internet, te permitirán encargarte de documentos, cotizaciones, correos. También deberías contar con un fax. Hasta que la empresa comience a crecer, no te conviene contratar personal, a menos que realmente lo necesites. Siempre que puedas, subcontrata los servicios (contabilidad, informática, hasta vendedores), de este modo ahorrarás el gasto de tener personal permanente.

Renta el equipo que no sea indispensable, como cañón, maquinaria, herramientas de ingeniería, etc. Sólo adquiere el equipo indispensable.

Publicita tus servicios, crea un evento para llegar al sector de clientes potenciales al que apuntas. Por ejemplo puedes hacer un desayuno de presentación.

Es importante que crees una página web para tu empresa, además de una fanpage, en Facebook. Esta es una manera económica de dar a conocer tus servicios y trabajos ya desarrollados.

Sal a captar clientes. Cuando tengas al primero, éste se encargará de traer a otro, siempre y cuando seas muy profesional, ético y puntual.

Deja tu comentario